Tuesday, December 1, 2015

Crazy Sunday!!

November 30th, 2015
I hope you had fun in Pittsburg and San Francisco! I had a really great Thanksgiving. Our district had dinner with Sister Tu'atonga's uncle's family and it was so delicious. We also sang "Called To Serve" together as missionaries which was super awesome. Then in the evening, Sister Hogan and I went to see our favorite members, the Evans. We sang some songs for them as I played their ukulele. Sister Evans is so cool. Her life is really hard right now, since she has to help her husband with everything ever since he had a stroke 13 years ago, and she is also doing the same for her mother who is also sick. But Sister Evans is always so cheerful. Whenever we visit her, she is grateful because she says it's nice to have someone listen to her. She and Brother Evans are really funny and they make a joke out of their situation, for example she calls him "cripple."
Yesterday was a crazy day. We were on our way out the door to go to our meeting at church, and we realized we left our house keys and phone inside the house. So we had locked ourselves out! The Brooksby's are out of town so they couldn't open the door to their house for us! But we had to go to church to our correlation meeting and while we were there we borrowed Elder Yuson's phone to call the Brooksby's and they said that the neighbor had a spare key, and so we were able to go back home after our meeting and get our phone and keys. Y además, my companion and I had to give talks in sacrament meeting yesterday so we were stressed about that, too. Y además, we also had to give the Gospel Principles class so we were even more stressed about that! But it all worked out in the end.
Sheila went to Church yesterday! That was so cool. She really enjoyed my talk and she said that I am like a butterfly. Also those girls that I mentioned last week came to church again. Their names are Briana, Alexis, and Valerie. Their great-grandma Rosa was an active member of the church years ago, and she brought them to church yesterday, so it's great that she is going to church again after all these years!
We love the Elders in our district! They treat us so nicely. One night, Elder Moreno and Elder Yuson were on companionship exchanges together, and one evening when it was dark and cold outside, they texted us asking us where we were. We responded that we were out on our bikes trying to find people we could visit. Then a minute later they pulled up next to us in their car! We told them we didn't have anyone to visit, and Elder Moreno just grabbed our phone and called one of the members of the ward, Sister Rojas, to ask if we could go visit them. The Elders felt so bad that we were out on our bikes in the cold, so they begged us to let them bike to Sister Rojas house while we borrow their car! They are so nice. They were freezing but they endured.
Another time, Elder Moreno and Elder King saw that we were getting into a car and they ran to open the car doors for us. They are so great!
Elder Yuson says that Sister Hogan needs to be "baptized brown." I think this is the reason we are companions, haha.
Attached is a photo of me and the Evans.
Love you,
Hermana Aburto
P.S. When I come back here after my mission, we need to eat at Mountain Mike's pizza and at an ice-cream place in Tracy named Oppa's. Good stuff!

Look at the cute Christmas decorations outside of this random person's house!

The moon always looks so cool here!

Oh yeah
Last week our zone meeting was incredible! I've said this before, but I'll say it again: There is something super awesome about being among a large group of missionaries. The closing prayer was given by Elder Peterson, who is new and he is so innocent and sweet, and he gave the best prayer ever. He used the word, "Father" in the most meaningful and loving way. The Spirit was so strong! The Church is true! Amen.
Oh yeah!!
I forgot to tell you that last Monday we played (American) football, and we also played it on Thanksgiving morning. It was so fun! It's funny though because since as missionaries we can't touch the opposite gender, when we get within three feet of the Elders that counts as them being tackled.
We should play football when I get home. It's so fun.
Thanksgiving football with my zone! 


¡Domingo de locos!
30 de noviembre de 2015
¡Espero que la hayan pasado bien en Pittsburgh y San Francisco! A mí me fue muy bien el Día de Acción de Gracias, nuestro distrito cenó con la familia del tío de la hermana Tu'atonga y la comida estuvo deliciosa. Entre todos los misioneros cantamos “Llamados a servir” y fue algo súper padre. Después, ya en la nochecita, la hermana Hogan y yo fuimos a ver a nuestros miembros favoritos: los Evans. Nos pusimos a cantar y yo toqué el ukelele. La hermana Evans es buenísima onda a pesar de que se las está viendo duras, ya que tiene que atender a su esposo tiempo completo debido al derrame que sufrió hace 13 años, y además tiene que cuidar a su mamá que también está mal de salud. Con todo, siempre está alegre, y cada vez que la visitamos se muestra agradecida porque dice que es lindo tener a alguien que la escuche. Ella y el hermano Evans son chistosos y hacen bromas de la situación en la que se encuentran, por ejemplo, ella le dice “tullido”.
Ayer fue un día de locura: Salimos de la casa para ir nuestra reunión a la capilla y enseguida nos dimos cuenta de que habíamos dejado adentro las llaves y el teléfono. La cosa es que los Brooksby estaban fuera de la ciudad y no había quién nos abriera. Teníamos que ir a la Iglesia a nuestra reunión de correlación y le pedimos el teléfono a los otros misioneros para llamar a los Brooksby. Éstos nos dijeron que los vecinos tenían una llave extra, así que pudimos ir a la casa después de la reunión por el teléfono y las llaves. Y además, resulta que mi compañera y yo teníamos que discursar en la reunión sacramental y eso también era motivo de estrés. ¡Y además, también teníamos que dar la clase de Principios del Evangelio! Pero al final, todo salió bien.
¡Sheila fue a la Iglesia ayer! ¡Qué buena onda! Dijo que le había gustado mi discurso y que yo soy algo así como una mariposa. También las niñas de las que les platiqué la semana pasada fueron otra vez a la Iglesia. Se llaman Briana, Alexis y Valerie. Su bisabuela se llama Rosa y ella era miembro activo hace años, la cosa es que ayer las llevó, y es muy lindo que esté asistiendo a la Iglesia nuevamente después de tantos años.
A los élderes de nuestro distrito les tenemos mucho cariño y ellos nos tratan muy bien. Una noche, el élder Moreno y el élder Yuson andaban de compañeros en un intercambio, y ya había oscurecido y hacía mucho frío, entonces nos mandaron un mensaje preguntando dónde estábamos. Les dijimos que andábamos en las bicicletas buscando a quién visitar y un minuto después, se detuvieron junto a nosotros en su coche. Les dijimos que no teníamos a quién visitar y el élder Moreno nomás agarró nuestro teléfono y llamó a un miembro del barrio, la hermana Rojas, y le preguntó si podíamos ir a visitarla. Luego, los élderes se sintieron mal de vernos en las bicicletas en el frío y nos rogaron que les diéramos las bicis para que ellos se fueran a la casa de la hermana Rojas en ellas y nosotras en el coche de ellos. Son muy lindos y a pesar de que se estaban congelando, se aguantaron.
En otra ocasión, el élder Moreno y el élder King vieron que nos íbamos a subir a un coche y fueron corriendo a abrirnos la puerta. ¡Son increíbles!
El élder Yuson dice que la hermana Hogan se tiene que volver a bautizar, pero esta vez para que salga morena del agua. Yo creo que por eso la tengo de compañera.
Les adjunto una foto donde estoy con los Evans.
Los quiero,
Hermana Aburto
P.D. Cuando regrese a esta zona después de la misión tenemos que ir a comer pizza a Mountain Mike's y helado a un lugar que está en Tracy que se llama Oppa's. ¡Buenísimos!
¡Vean qué lindas decoraciones de Navidad que tiene esta casa que no sé de quién es!

¡La luna siempre se ve bien padre por estos rumbos!

¡Ah, se me olvidaba!
La reunión de zona que tuvimos la semana pasada estuvo increíble. Sé que ya se los he dicho, pero lo voy a repetir: Hay algo súper extraordinario en el hecho de estar en un grupo grande de misioneros. La última oración la ofreció el élder Peterson, que es un muchacho nuevo, inocente y dulce, y su oración estuvo fantástica. Usó la palabra “Padre” de la forma más significativa y amorosa que se puedan imaginar. ¡El Espíritu se sintió con mucha fuerza! ¡La Iglesia es verdadera! Amén.
¡¡Ah, se me olvidaba!!
Se me olvidaba decirles que el lunes pasado jugamos fútbol americano y también la mañana del Día de Acción de Gracias. ¡Fue bien divertido! Lo más chistoso es que, como somos misioneros, no podemos tocar a personas del sexo opuesto, así que si nos acercábamos a un metro de los élderes ya contaba como tacleada.
Cuando regrese a la casa tenemos que jugar, es bien divertido.

¡Fútbol en el Día de Acción de Gracias con mi zona!